En la universidad no aprendes una profesión. Pero la universidad te dará pistas para encontrarla

  1. Traigo buenas noticias: a nadie le importa lo que hagas con tu vida.
  2. No busques una pasión, busca un talento que desarrollar. El consejo de Leonard Cohen: «Aprende un oficio»
  3. ¿Por qué quieres lo que quieres? Cuestiónate todas tus preferencias. ¿Cuáles están influenciadas por tus círculos y cuáles son genuinas?
  4. Tú ya sabes lo que quieres hacer. Lo jodido es aceptarlo a nivel interno. Lo jodido es defenderlo a nivel externo.
  5. Si andas perdido, piensa dónde gastas tus horas libres. En una economía en cambio constante solo el autodidacta estará protegido. Persigue esa curiosidad, aunque no exista retorno claro.
  6. Si sigues dudando, escoge el grado que menos puertas cierre. Estudiando ingeniería podrás trabajar en marketing. Estudiando empresariales no podrás operar centrales nucleares.
  7. La suerte es un factor determinante. Yo escogí mi carrera porque me gustó, arquitectónicamente, el edificio del campus. Una vez dentro, descubrí que también me gustaba la economía.
  8. En Estados Unidos te dejan experimentar durante el primer año. No lo tendrás en España. Investiga, antes de comprometerte, en edX y Coursera. Regístrate a 20 cursos y termina 4.
  9. Ignora salidas laborales y céntrate en competencias específicas. Nadie sabe cómo será el mercado laboral en el año 2035.
  10. Criterio número uno: el prestigio de la facultad. Eres producto de tu entorno. Subes de nivel rodeado de profesores exigentes y compañeros motivados.

¿Quieres que te avisemos cuando publiquemos nuevos contenidos?
Únete a las 2,700 personas que ya forman parte de nuestra lista de correo.

¿Quieres que te avisemos cuando publiquemos nuevos contenidos? Únete a las 2,700 personas que ya forman parte de nuestra lista de correo.

  1. Factores complementarios: nota de corte; grado de dificultad; rankings internacionales; salario esperado; opiniones con skin in the game.
  2. No tengas vergüenza de interactuar con desconocidos. La gente es maja. Anécdota de @borrellaspol. Se encontró a @XSalaimartin por la calle y le preguntó: «¿ADE o economía?»
  3. Dentro del rango anterior, yo recomendaría Pompeu Fabra, Carlos III, ICADE y ESADE. Las dos primeras a precio público.
  4. La nota de corte es un precio de mercado. Los precios transmiten información acerca de la oferta y la demanda. Algunos compradores no siguen el modelo racional de conducta.
  5. Infórmate acerca de los convenios de intercambio. Una matrícula en el extranjero cuesta 40.000 euros. Ahora te saldrá gratis. Consejo atípico: puedes ir dos veces de intercambios.
  6. Es lógico que los adolescentes no muestren interés por aprender y se preocupen exclusivamente por las notas. Los humanos respondemos a los incentivos fijados.
  7. Una vez dentro, las notas no son importantes si entiendes la universidad como un proceso de formación desordenado, en el que conocer gente, discutir ideas y forjar un carácter.
  8. Por el contrario, las notas son importantes si quieres señalizar obediencia, capacidad de memorización y ética de trabajo.
  9. Quienes compiten en expediente deben diferenciarse en el margen, siguiendo las reglas. Intenta, en la medida de lo posible, jugar fuera del sistema, operar en tus propios parámetros.
  10. A los 18 años métete en todos los líos. Pelearte es tu ventaja comparativa.
  11. Juégalo raro en entornos de baja competencia. Salen anualmente 10.000 licenciados en Derecho. Más factible ser Papa que socio en Cuatrecasas. ¿Has pensado en ir al seminario?’
  12. Tu madre, que opera con un modelo del siglo pasado, cree que estarás seguro con tu plaza de funcionario. No contempla un escenario de quiebra del Estado.
  13. La intersección te protege combinando disciplinas. ¿Qué tal suena un triple grado de filosofía, política y economía?
  14. El mito de los dropouts incorpora sesgo de supervivencia de manual.
  15. Quienes te dicen que no vayas a la universidad fueron todos a la universidad.
  16. Cuatro razones para ir a la universidad: experiencia (la vida en el campus), señalización (un papel oficial), contactos (acceso a individuos con potencial) y conocimiento (no tanto en las teorías que aprendas sino en las referencias que te permitan investigar por tu cuenta).
  17. ¿Ingenierías? El camino más difícil suele ser el menos transitado.
  18. Funcionan las señales costosas. Tiene que ser difícil entrar y tiene que ser difícil salir. El título de la Rey Juan Carlos solo tuvo un impacto sobre la carrera de Cifuentes.
  19. Si estudias filología solo puedes trabajar enseñando filología. Yo lo llamo estafa piramidal.
  20. Las humanidades te enseñan a pensar. En una economía tecnológica, la formación consiste en discutir los clásicos.
  21. Existen dos peligros que, aunque contradictorios, pueden ocurrir de forma simultánea: creer que el profesor lo sabe todo y creer que tú lo sabes todo. Sé escéptico, contigo y con todos.
  22. La universidad online solo vende conocimiento. No es bueno para el negocio que el precio lo marque YouTube.
  23. No habrá disrupción online, se mantendrá el formato físico de 4 años. La gente paga por la exposición positiva, posicionándose allí donde ocurren cosas. Las buenas oportunidades siempre son presenciales.
  24. Algo bonito de la universidad es que, por primera vez, puedes expresarte en libertad. En el instituto, con grupos tan pequeños, la presión social es un factor.
  25. Los graduados tienen mejores trabajos por la misma razón que los casados son más felices. La correlación es inversa: casarte no te hace feliz; si eres feliz es más probable que te cases.
  26. Si no te llamas Malia Obama veo peligroso la idea del año sabático.
  27. Lo de persigue tus sueños es buen consejo si tus padres son millonarios.
  28. Tú lo que necesitas son grandes retos. Superándolos encontrarás un propósito.
  29. Encuentra un objetivo de mejora. No podrán competir contra un loco que disfruta sufriendo.
  30. No es obligatorio ir a la universidad. Lo único que tienes prohibido es ser un nini.
  31. Lo bueno de la FP es que aprendes a hacer algo. No podemos decir lo mismo del 90% de grados.
  32. No existe igualdad de oportunidades. No es tanto una cuestión económica. Más una brecha informativa. A los grados con futuro llegan estudiantes mejor asesorados.
  33. Ha bajado además el listón. Excepto en las politécnicas… o se caerían los puentes. Si los títulos pierden valor los pobres no pueden diferenciarse. Los ricos seguirán tirando de contactos.
  34. Las universidades privadas sufren un conflicto de intereses. A largo buscan reputación pero a corto prefieren maximizar ingresos. Aceptan estudiantes que comprometen el valor de su marca.
  35. No todo es estudiar. Es bueno salir de fiesta para aprender a relacionarte. Ofrece este argumento cuando negocies la hora de regreso a casa.
  36. Las habilidades sociales son más determinantes que la formación específica.
  37. Si tienes miedo a hablar en público apúntate a la la liga de debates.
  38. Aunque los profesores te hicieran creer lo contrario, tu punto de vista no importa a nadie. Ábrete un blog y oblígate a publicar cada domingo. Pelea por las primeras 10 visitas.
  39. Intenta, este verano, ganar algo de pasta. Te dará perspectiva. El mejor primer trabajo es el de comercial, desarrollando la perseverancia frente a las negativas.
  40. El mundo no te debe nada. La deuda la tienes tú, que llevas 18 años subsidiado.
  41. Con First no te llega para largarte de España. Tu meta es Proficiency a los 21 años.
  42. Empieza una nueva etapa. El tiempo filtra a los buenos amigos.
  43. Preocúpate por lo que harás hoy, no dentro de 10 años. Lo resumía bien McRaven: si quieres cambiar el mundo empieza por hacerte la cama.
  44. ¿Cómo decidir cuando no puedes validar? Leer novelas (o mirar Los Soprano) te permite vivir otras vidas. Para luego proyectar en la tuya.
  45. Recuerda que existe más de una opción correcta. También que está permitido abandonar. Sé humilde y no incorpores los costes hundidos. Mejor perder un año que toda una vida.
  46. Aquello que has visto quizá no es representativo. La economía de bachillerato es contabilidad empresarial. La economía de la universidad son fórmulas matemáticas.
  47. Freud dice que sigas tu intuición en las decisiones trascendentales. Kahneman que la sigas después de estudiar el caso. Goleman que la sigas en negativo—qué no quieres que pase.
  48. Mira Susurros del corazón (¡que no te asuste el título!) antes de tomar una decisión. La historia de Shizuku, una chica a quien se la da bien escribir que, sin embargo, desconoce si podrá ganarse la vida escribiendo. Shiro, su mentor, le dice que no podrá saberlo si no lo intenta.
  49. Tienes que encontrar un talento y trabajarlo a diario. Tienes que aprender a esperar y tienes que ser persistente. Tienes que saber que tu primer intento no será perfecto. Tienes que entender que todo aquello que merece la pena exige sacrificio y esfuerzo. Tienes que ser valiente
  50. La película captura la incertidumbre de la adolescencia. Una ansiedad que ya describió Kierkegaard, en la creación como una posibilidad pendiente de explotar. El mensaje de Shizuku: no descubres tu vocación en una noche estrellada, debes pelear cada mañana hasta encontrarla.